LIBRO DE STAUROFILA PDF

Cornelio Gorostieta rated it it was ok Jan 27, Just a moment while we sign you in to your Goodreads account. Preview — Staurofila by Ma. An excellent allegorical story that describes the daily struggle to maintain the freedom, love and stauofila that God gives us. Castle of the Black Shadows.

Author:Najin Gagis
Country:Guadeloupe
Language:English (Spanish)
Genre:History
Published (Last):18 July 2014
Pages:274
PDF File Size:18.97 Mb
ePub File Size:7.57 Mb
ISBN:128-7-59075-568-2
Downloads:74464
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Shakajinn



San Francisco de Sales: Prdctica de! Este Rey 2 era poderoso e invencible en la guerra, y sabio cual ninguno en el manejo de su Reino en la paz; era terrible y justiciero contra sus enemigos ; pero amable como el mejor de los padres para con sus fieles vasallos; no vela derramar una Ugrima sin enjugarla; no habia un desgraciado que al punto no recibiera el consuelo de sus manos.

En aquel dichoso lugar reinaba siempre Ja abundancia, la paz y la alegria. Los felices moradores se amaban entre si, como los mas carifiosos hennanos. La discordia, la envidia y todos los demas vicios estaban lejos de aquella mansion venturosa. Y todo era debido ala bondad del mas poderoso, del mas sabio y -del mas amante de todos los reyes. En este imperio feliz se vela reunido todo 10 util, todo 10 saludable y todo 10 bello que se podia des ear : mil canales unian sus numerdsos rios, fertilizando sus amenos campos y haciendolos producir toda suerte de flores y de frutos.

Am se veian tambien elevadas montafias, lagos encantadores y primorosas cascadas. Pero 10 que hacia la mayor ventura de los habitantes de este Reino, no era ni la amenidad de sus fertiles campos, ni la frescura 1 El Cielo. SI: saber que eran am ados con carifiosa ternura, y corresponder con un arnor semejante, era 10 que ponia el colmo a su dicha, y se estremecian de gozo y de respeto cuando tenian el placer de rnirar el hermoso y amable rostro de su buen padre. Un dia que este amabilisimo Rey habia salido a pasear por los bellos y mas lejanos alrededores de su amada ciudad, en su magnifica carroza y acompafiado de sus mas intimos amigos, llego a una pobre cabana donde vi via un hombre a quien el Rey queria elevar del polvo, solamente porque le amaba, por pura bondad.

Y tendiendole bondadosamente la mario le subio a su carroza y le sent6 a su lado. Protaner no cabia en si de gozo, no sabia 10 que le pasaba, le parecia un suefio, un suefio dulcisimo del que temia despertar, Miraba el hermoso semblante de su Rey, su agradable sonrisa, su viva y a1 mismo tiempo apacible mirada, y se quedaba extasiado. Llegaron por fin al esplendido palacio del augusto Monarca, donde Protaner se qued6 sorprendido al ver una magnificencia de la que no habia tenido jarnas ni una idea.

Por dondequiera se vela brillar el oro y las piedras preciosas; mil fragantes flores, colocadas en vasos de hermoso cristal, esparcian por todas partes un sua visimo perfume; se escuchaban alli siempre armoniosas rmisicas y dulcisimas voces, que entonaban canticos alabando sin cesar la sabi- duria y la gloria del poderoso Rey de las Luces,.

Protaner, al rnirar las maravillas del bello palacio, le parecia que si mil afios estuviera en aquella mansion deliciosa, siempre le sorprenderian nuevos encantos que no habia visto el dia anterior. EI Rey le dio por esposa a una hermosisima doncella llamada Protogina," y condujo a ambos a un bello jardin que poseia a extramuros de la ciudad, y que se llamaba el jardin de Bellas Flores. Protimer y Protogina vivian en un estado de completa felicidad.

Protaner y Protogina no sabian c6mo corresponder a tantas bondades. El Principe de las Luces," el amable hijo del Rey, que todavia era un nifio, concibi6 desde luego un ardiente amor por su futura esposa aun antes de que naciera. Y ella tan buena como hermosa, sin duda me dira: i Principe! Yo soy un poderoso rey. Aqui, bella Protogina, aunque disfrutes algunas comodidades, no eres mas que una pobre esclava, y yo ernpefio mi.

Protogina, llena de gozo, enjugo suo llanto, se sonri6 con su esposo y fue corriendo a? SI a la horrible sierpe que clavaba en ella su feroz mirada, La tnste Protogina tembl6 viendo los ardientes ojos de la sierpe fijos en ella. El horrendo monstruo, arrojando humo por sus siete formidables bocas,: envolvi6 en los torbellinos de su impuro aliento a la desventur:;t?

Desmayada, asfixiada, moribunda, quedo en los brazos de su madre; pero 10 que vino a poner el colmo a la desolacion de aquellos desgraciados fue el mirar que en el hermoso cuello de su hi ja, de la prometida esposa del Pr.

O la muerte, y morireis Pero entonces, cuando esto haya hecho,.! Por tu respeto trocare su sentencia de muerte en destierro temporal: iran al Desierto de las Lagrirnas y permaneceran alli sin que puedan volver a su patria hasta que til hayas cumplido 10 que promotes. Dicho esto, el Rey se retire, Los dos esposos lloraban amargamente: en aquel dia fatal perdian todos los bienes que gozaban, y se veian rodeados de innumerables males, A Staurofila la habia dejado moribund a el ernponzofiado aliento de la sierpe; salian desterrados de su amada patria, y 10 que era mas terrible para ellos, ya no gozaban de la gracia de su generoso protector el Rey de las Luces.

Protogina tenia en los brazos a la nina, y no sabia que hacerle para librarla de la muerte. Entonces se acerc6 el amable Principe, y Ileno de solicitud y de cuidado por el mal de su pequefia prometida, a fuerza de delicado esmero la hizo tragar algunas gotas de un elixir de maravillosa virtud que 61 traia.

Ella no puede ser mi esposa mientras lleve la marca; pero esta marca, oidlo bien, yo la borrare, En el Desierto donde vais tendreis mucho que sufrir; pero no temais ; yo nunea os abandon are. Habladle de mi amor a Staurofila, en tanto que yo puedo verla, y, escuchadme bien, os voy a revelar un secreto. El Desierto de las Lagrim as, tierra inculta y esteril por dernas, produce no obstante un arbol muy precioso y que forma la principal riqueza del Reino de las Luces.

Si, por eierto, porque su maravillosa virtud ha de servirme en gran manera para la curaci6n de mi Staurofila. Buscad ese arbol luego en llegando y hacedla crecer bajo su sombra, Si ella me ama -aiiadi, mi tiempo llegara, yo volvere al Desierto, vencere y encadenare a la sierpe, y mediante la virtud del arbol, yo borrare de ese cuello la ignominiosa marca, satisfacere a mi padre, volvereis a vuestra patria, y S taurofila al fin sed.

Este Desierto estaba bajo la dominacion del Rey de las Luees ; pero cuando la sierpe se escap6 del jardin de Bellas Flores habia tratado de rebclar a sus habitantes contra su Soberano, halagandolos con deslumbradoras promesas que no pensaba cumplir. Alli vivian en una pobre casita; Protaner traba jaba todo el dia en el campo para procurar 10 necesarlo al sustento de su familia, y buscaba con ansi a el Arbol de los Perfumes.

Este precioso arbol es unico V eficacisimo remedio, como se ha dicho, contra el veneno de la sierpe. En fin, jarbo. S Sus flores, sus frutos, sus hojas y hasta sus espinas, su madera, y, sobre todo, su preciosa mirra, son de grandlsimo valor y estimaci6n en el Reino de las Luces. Protaner aplic6 al cuello de Staurofila, ya las astillas del arbol, ya la rnirra que destilaba, pero todo fue infructuoso, pues la marca permanecia afeando siempre aquel hermoso cuello.

PQr fin resolvieron enterrarlos, y una tarde, habiendo antes dicho a Filautia que saliera al campo con la nina, abrieron un pequefio agujero al pie de un hennoso Arbol de los Perfumes que en el patio se hallaba.

Antes de enterrar la caja, vieron por ultima vez 10 que contenia, que, como se ha clicho ya, era el retrato del Principe, los papeles firmados por el, el titulo de Princes a de las Luces para Staurofila, y el anillo que el Principe habia colocado en el dedo de su futura esposa.

Todo 10 vieron, suspiraron y 10 guardaron, afiadiendo tambien astillas del Arbol de los Perfumes. Despues cerraron la cajita, la enterraron y se fueron a reunir con la nodriza. Esta, luego que se hall6 en el campo, se entretuvo cortando de aquellas flores y se las ensefiaba a la nina para que se divirtiera, Despues se sent6 y sent6 a la nina a su lado. S Antifona: Crux fidelis Nulla sylva talem profert.

Protaner y Protogina, no hallando a Filautia, la llamaron llenos de temor por el peligro que podia correr su querida hija. Anduvieron largo rato, hasta que par fin la descubrieron desmayada, y a su lado, llorando, a la pequefia Staurofila.

Protogina levant6 presurosa a la tierna nina, y luego ella y Protaner acudieron a socorrer a la nodriza. La condujeron a la pequefia casa que alli habitaban, y despues de haber pasado largo rata procurando su alivio, recobr6 los sentidos; pero estaba insensata, y todo 10 que le hicieron para conscguir su remedio fue inutil.

Se olvido de su bella patria y de la Ielicidad que en ella habia gozado; creia la infeIiz que habra nacido en el lugar en que estaba desterrada, rehusaba dejarle y querla permanecer siempre en el, y temblaba al OIr que vendria un tiempo en que dejaria el Desierto para ir a aquella mansi6n de la felicidad que se llamaba el Reino de las Luces, Adernas le qued6 un molesto achaque; este era un suefio tan pesado, que cuando se dormia era casi imposible despertarla hasta que 10 hacia por SI misma.

Pasaron, pues, asi los pobres desterrados largo tiempo, y un dia que Protaner habia salido a trabajar como acostumbraba hacerIo, se cayo en un barranco y no volvi6 a aparecer mas en la humilde casa, Protogina, inconsolable, esper6 en vano, y viendo que no aparecia el amado compafiero de su triste vida, se resolvi6 ir a buscarlo.

Le lIamaba por todas partes y s el eco respondia a su voz cansada a fuerza de gritar; y perdida entre aquellos enmarafiados montes, dcsaparecio tainbien, de suerte que la pobre Staurofila qued6 muy nina, huerfana y abandon ada. Habitaba en un hermoso castillo en donde se daban siempre grandes y pomposas fiestas. Filautia, viendo que sus amos se habian perdido y no sabiendo que hacer con la pobre huerfana, se dirigi6 a Pseudo-Epitropos, y le pidi6 que le recibiera en su casa.

Pseudo-Epitropos, viendo que Staurofila era muy hermosa, Ie pareci6 que convenia a sus miras teneri a en su casa ; pero 10 qu,e por fin Ie decidi6 fue que Filautia le entreg6 unas alhajas que sus amos le habian traido del Reine de las Luces, Atraido Pseudo-Epitropos por estas riquezas y alborozado con las esperanzas que concibi6 de sacar partido de Ja nina, despues que por, noticias, aunque adulteradas e imperfectas, de la nodriza, vino a sospechar las.

Staurofila y Filautia quedaron instaladas en casa de Pseudo-Epitropos. Este tenia dos hijas: la mayor se llamaba Pcirasy y la segunda Proscope," que era, poco mas 0 menos, de la edad de Staurofila. Peirasy era soberbia y orgullosa, y concibi6 una rabiosa envidia el verse vencida en hermosura por Staurofila. Esto hizo que la aborreciese y la tratara mal, aunque disimulando en presencia de su padre.

Pr6scope era viva e intrigante, y aunque rnucho se uni6 con su nueva compafiera, 10 hizo mas bien por un capricho que por 1 EI mundo enemigo del alma.

Mas I? Llevaba este preCloso tesoro en un frasquito pendiente del cuello ; pero como apenas conservaba recuerdo de su infancia, gozaba de este beneficio sin saber de d6nde le habia venido. Filautia de esclava se habia convertido en ama imprudente y descontenudiza, que oprimia a la pobre nina.

Una tarde que Staurofila habia salido de la casa de su tutor a pasearse sola por el campo,. E;staba poseida de una dulce melancolia, se le vmieron a la. Dej6 caer la cabeza sobre el pecho y asi qued6 largo rato. De repente sinti6 pasos. Aquel hombre vestia una librea que Staurofila no. Los dos quedaron un momento mirandose en silencio. Esta es una dicha que muchas princesas envidiarian, Verdad es que el Rey, su padre, se opone a su uni6n contigo, mientras tuvieras en tu cuello la marca de su enemigo, y ese enemigo, es decir, la sierpe de siete cabezas, permanezca libre; pero.

Vendra, si, vendra; s espera saber si ttl Ie amas. Si tU le conocieras, Staurofila, si le vieras, le arnaras sin duda alguna. Habla, di una sola palabra. Vuelve en ti, -amada nina, 6yeme por un momento. Til no has nacido en este Desierto; tu patria es el Reino de las Luces,. Tu padre, infiel a su generoso bienhechor, el Rey de las Luces, dej6 escapar a un terrible genio, que bajo la figura de una.

Este genio malvado engafio a tu madre, prometiendole que si Ia dejaba escapar la haria una reina tan poderosa como el Rey de las Luces. La incauta Protogina crey6 10 que le decia el genic, y, a ruegos suyos, Protaner le abri6 la prisi6n. Este engafiador, al escaparse, dejando burlados a tus padres como siempre a ios que confian en sus promesas, te estamp6 su horrible marca, significando con esto que le pertenecias. Pero si aceptas, querida y bella nina,.

El estara aqui muy pronto: yo parto a darle tu respuesta, que le had muy feliz. Pero, amada Staurofila, quisiera llevarle de tu parte alguna cosa hecha de tu mano, que le sirviera de prenda de tu carifio, EI Principe, cuando te eligi6 para esposa, te dio un anillo y unas escrituras en que te promete ser tu esposo, 10 que tus padres, por temor de los innumerables ladrones que hay en este Desierto, en terra ron en la casita donde vivieron.

Esta en el patio debajo del Arbol de los Perfumes. Staurofila se despidi6 de Buletes, diciendole que al dia siguiente a aquellas mismas horas volveria a traerle una cinta tejida de su pelo para que se la llevara al Principe de su parte.

Te ama, pero esta insensata y no sabe cual es tu verdadera dicha. Staurofila se dirigi6 a la casa en donde habian vivido sus. Le vt;ia una y mil veces, y no se hartaba de mirarle : extasiada, n? OjOS, m nmguna de. Conque soy tan feliz que este hermoso Principe me arna?

Amarme ami? Despues de largo rato. Se detuvo un momento viendo aquella casa que tantos recuerdos tenia para ella, y luego sall6, y a paso lento se dirigio a la casa de su tutor.

Guard6 luego silencio y se qued6 pensatrvo, pero Ie saco de su ena jenamiento un ruido espantoso que se oyo en el vecino bosque.

AUSHANGPFLICHTIGE ARBEITSSCHUTZGESETZE PDF

Staurofila. Novela para jóvenes católicas

.

AVERY TEMPLATES 8293 PDF

STAUROFILA

.

20411B ADMINISTERING WINDOWS SERVER 2012 PDF

.

KNJIGA TAJNA RONDA BERN PDF

.

Related Articles