CATEQUESIS INICIALES DEL CAMINO NEOCATECUMENAL PDF

Maybe we must turn on the focus from good eel to bad fruits. Kiko is not a father in a literal way, although he has got a million and a half of spiritual sons and daughters. Mother Teresa lived among poors and miserables truly miserables, I say. If you read the said mamotreto for Didascalons, you will find a lot of his pearls which supposedly Holy See and competent n-Dicasteries had approved.

Author:JoJoshakar Mujar
Country:Gambia
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):15 November 2018
Pages:384
PDF File Size:11.74 Mb
ePub File Size:17.62 Mb
ISBN:363-2-69249-675-1
Downloads:19491
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kalkree



Es recomendable porque si uno de vosotros, un desconocido, se planta all en medio y comienza a orar, la gente puede no entenderlo. A continuacin, debis presentaros brevemente para que la gente sepa quienes sois los que vais a hablar. Entonces comenzis la catequesis. Uno de los catequistas empieza dando su experiencia personal. Conviene, tal vez, que alguien ms del equipo d su experiencia.

Exponed vuestra experiencia: como habis conocido este camino, cmo entrasteis y qu significa hoy para vosotros. Que nadie se presente diciendo: Yo soy ya cristiano Presentaos con mucha sencillez, sin decir que sois mejor que nadie. Nota: Sin duda se dirige a un auditorio que no es ya cristiano, porque a un cristiano no hay que recordarle que no es mejor que nadie.

Significativo tambin que la presentacin haya de girar alrededor del CNC, queda claro que no es tratado como un medio, sino como un fin. Carmen En la primera catequesis, ms que presentar a las personas, se trata de presentar el camino neocatecumenal, explicando de donde viene y a donde va, para que la gente entienda qu es lo que se va a hacer.

Se trata de presentar que el camino neocatecumenal es como el camino de conversin a travs del cual Dios gui al pueblo de Israel a lo largo de toda su historia. Tu historia concreta debe quedar en el fondo, para que aparezca en primer plano el camino neocatecumenal: como una persona concreta se ha encontrado con Dios, con su Palabra que lo ha llamado, como en esta llamada se junta con un pueblo, una comunidad En otras palabras, aparece todo el camino neocatecumenal, pero no de una forma intelectual, sino entrelazado con tu vida concreta.

Digo esto porque relatando experiencias se corre el peligro de colocar al individuo en primer plano, cuando de lo que se trata es de poner en primer plano el camino neocatecumenal. Kiko Uno de vosotros, el responsable o quien consideris ms adecuado, da su experiencia personal: qu ha significado en tu vida el Camino?

T has hecho este camino: explica cmo y cundo te encontraste con el CNC, cmo era tu vida antes de conocerlo y cmo es ahora. Esto es lo primero que hay que hacer en esta catequesis. Decid la verdad, no inventis nada. Todos cuantos estis aqu, os encontrasteis con el Camino en un momento histrico de vuestra vida; este encuentro signific para vosotros, imagino, un cambio; este camino, supongo, te dio algo nuevo, explcalo. De algn modo, ya no vives como antes: esto es lo que tienes que decir.

Carmen Debis tener en cuenta cuando deis vuestra experiencia que no hay un momento X nico antes del cual Dios no estaba para nada en tu vida, sino que hay un momento que ilumina toda tu vida pasada.

Por ejemplo, yo, que ahora predico el Evangelio a los bautizados, yo que quera ir a predicar a la India, veo que se cumple la promesa que me fue hecha hace quince aos de ir a predicar el Evangelio. Para nosotros este momento fue en las barracas, un momento que ilumin nuestro pasado y que sell el futuro. A la luz de ese momento concreto tiene sentido toda la historia precedente. Este momento da sentido a todo.

Tener fe es entrar en la historia de la salvacin y ver que la historia de la salvacin se cumple en tu vida. Y la historia de salvacin es siempre la dinmica de una promesa que se cumple. En la primera catequesis nuestra vida debe quedar en segundo plano para mostrar que la historia de cada persona tiene una direccin. Pero, dnde nace este camino, de dnde viene?

Esto es importante y entonces no hay ms remedio que contar la historia de este camino. Contad un poco, sin extenderse mucho, de Carmen y de m, para explicar cmo surgi este camino y como lleg hasta vosotros.

Explicad como nosotros, en las barracas, pensamos que Jesucristo no poda ser una idea, sino que deba ser til para cualquiera: porque veamos que a un gitano, a gente muy pobre y analfabeta no se le puede dar teora, sino algo muy concreto, ya que Jesucristo tambin debe ser vlido para los pobres.

Muchas veces se habla de Jesucristo a la gente sin que sientan nada, ni Jesucristo les salva de nada. En Palomeras el Seor permiti que viviendo con los pobres hicisemos una sntesis catequtica que nos permiti hablarles de Jesucristo. Esas personas, que eran suficientemente pobres para acoger el mensaje de salvacin, recibieron el Espritu Santo y apareci ante nuestros ojos la Iglesia, cuerpo visible de Jesucristo resucitado.

Carmen haba pasado ocho aos en un instituto misionero y estaba trabajando en Barcelona, tratando de formar algunos equipos para ir a Bolivia. Un equipo parti para Bolivia para trabajar entre los indios, mientras que Carmen se fue a Madrid a buscar otras personas que trasladar a Bolivia.

Yo conoca a su hermana Pilar y a travs de ella nos conocimos. Carmen haba trabajado como obrera en una fbrica y como asistenta en casas.

En Madrid vino a vivir a una barraca a medio Km de donde yo estaba, junto a la fbrica Buntsen, y continu de asistenta en casas. Cuando se enter de que en el vecindario haba un joven vecino que pareca tener fe, que era yo, pens: Ya tengo uno para el equipo de Bolivia.

Pero cuando Carmen conoci la comunidad de Palomeras, se llev una gran sorpresa. Carmen siempre haba pensado en hacer una comunidad de gente seleccionada, gente clibe y maravillosa, capaces de hacer de todo por los dems; pero nunca haba pensado en una Iglesia formada por gente normal, por cualquiera, personas casadas, gente pobre. Carmen pasaba entonces por una crisis tremenda, porque no vea claro lo de irse a Bolivia, al punto de que vinieron a buscarla para preguntarle qu suceda, por qu no se iba.

Entonces vio como a travs de todos nosotros el Espritu Santo se manifestaba en una comunidad cristiana de gente muy pobre. Nosotros hemos visto claramente en todos estos hechos que este camino, que ahora se est desarrollando en las parroquias, Dios lo ha regalado a travs de los ms pobres.

Este camino no me lo he inventado yo. Yo tuve la intuicin, tal vez escuchando un discurso de Juan XXIII que hablaba de la Iglesia de los pobres, de que la renovacin de la Iglesia vendra de los pobres. Convencido de ello y del hecho de que Jesucristo se identifica con los pobres y los miserables de la Tierra, me fui a las barracas de Palomeras. No fui ni para ensear a leer y escribir a la gente, ni para hacer trabajo social e incluso ni siquiera a predicar el Evangelio.

Fui all por m mismo, buscando a Jesucristo. Charles de Foucauld me dio la frmula para vivir como un pobre entre los pobres, en silencio. Este hombre, que muri por un malentendido, supo vivir como testigo silencioso entre los pobres. Tena como ideal la vida oculta que Jess vivi durante treinta aos, sin decir nada, en medio de los hombres. Esta fue la espiritualidad de Charles de Foucauld: vivir en silencio entre los pobres. De Foucauld me dio la idea para vivir mi ideal de vida monstica: como un pobre entre los pobres, compartiendo su casa, su trabajo y sus vidas, sin pedir nada a nadie y ni hacer algo especial.

Nunca pens en poner en marcha una escuela o un dispensario ni nada de eso. Slo quera estar con ellos compartiendo su realidad. Por una criada que estaba en casa de mis padres, tuve mi primer contacto con los pobres.

Tena un hijo en la crcel por no s qu. Me pidi que fuera a su casa para ayudarla. Vi una miseria tan grande que daba espanto. Me fui a vivir a su casa, tratando de ayudar a su esposo. Conoc a una serie de gente, borrachos, mendigos, etc. Me qued horrorizado. Entre aquellas personas me sent muy prximo a Jesucristo. Tuve que ir a frica para hacer el servicio militar, pero ya haba decidido que a mi regreso a Madrid me ira a vivir entre los pobres.

Quera quedarme en silencio en medio de ellos, sin hacer nada, dispuesto a orar y a ver en ellos a Jesucristo. Estaba convencido de que en aquellos miserables estaba Jesucristo crucificado.

Fui a Palomeras y pas seis meses completamente solo, La gente se preguntaba quin era yo, porque me vean con una guitarra y una Biblia. Trabaj como profesor de dibujo en una pequea escuela de las afueras. Un da vino a verme uno que se llamaba Joaqun y me trajo un brasero porque estaba nevando y haca mucho fro. Yo me calentaba gracias a unos perros callejeros que dorman conmigo.

Yo era famoso porque cuando me iba a trabajar me seguan todos los perros. A veces esperando en la parada del autobs se me juntaban como treinta perros y no saba qu hacer. Pasados algunos meses, la gente me invitaba a comer y poco a poco se fueron haciendo mis amigos. Entonces un nio que mendigaba en las estaciones de Metro me pidi ir a vivir conmigo; y vino y convivi conmigo.

Un da aparecieron unos jvenes delincuentes heridos, porque les golpearon en una pelea entre pandillas, Eran chicos que vivan del robo. Dos de ellos huyendo de la polica me dijeron que les dejase pasar la noche conmigo.

Y no se fueron de all, Eso me hizo sufrir mucho, porque vena toda la pandilla. Eran chicos drogadictos y trataron de matarme varias veces, cuando estaban borrachos. Carmen Yo haba tenido antes varias experiencias de este tipo, sobre todo en Barcelona. En Barcelona vivamos en la barraca de Casa Antnez, trabajando como negros para encarnarnos en los pobres, pensando que algn da pudiramos anunciarles el Evangelio.

Cuando llegu a Palomeras, me impresion que aquellas personas estuvieran interesadas en Jesucristo. Fue una gran sorpresa para nosotros ver que a estas personas tan pobres, que sufran tanta hambre, les interesaba el mensaje del Evangelio.

Recuerdo una vez que Joaqun, que haba trabajado antes en las minas, me invit a cenar -Kiko no estaba all-. Yo haba estado durante seis meses en un barrio de traperos.

Para acercarme a ellos haba ido a una fiesta de graduacin con un cierto Domingo que ni siquiera era trapero, sino criado de los traperos. A este Domingo nadie le haca caso, a m me quera mucho, porque me interesaba por l. Le present a Kiko y se fue a vivir con l. Un da fui a visitarles y estaban rezando Laudes Para m fue una sorpresa que Kiko fuese capaz de crear un ambiente que interesase a la gente con lo que l deca.

Yo haba estudiado en la renovacin cristiana que la palabra comunidad en religin siempre se refera a la comunidad del pueblo elegido, a personas consagradas con votos, clibes, llamados por Dios para un servicio, un ministerio para los otros aunque el padre Gauthier haba supuesto un progreso porque hablaba de grupos de nios y nias, juntos.

Por eso, provoc en m una impresin enorme, en Palomeras, que Kiko, que hablaba a todas horas de la comunidad, llamara comunidad a aquello: gente extrasima, el uno loco, el otro borracho, el otro delincuente, etc. Todos ellos llamaban a aquello comunidad como una esperanza Por eso me sorprenda que hablasen tanto de comunidad, yo haba hablado mucho de predicar el Evangelio, pero hacer una comunidad Qu te puedo decir, que en aquella comunidad de Palomeras apareci el Espritu.

Se daba. Jos es testigo de que entre esa gente tan miserable descendi el Espritu Santo. En la oracin haba una sinceridad tremenda, porque el pecado de todos era como una fotografa, porque todos saban lo que era cada uno.

Pas varios meses sin ser capaz de hacer una oracin, porque ante la sinceridad de la gente me vea como una farisea. La oracin de Mariano, por ejemplo, un borracho, era algo impresionante por su sinceridad.

2SC945P DATASHEET PDF

El Camino Neocatecumenal al descubierto

.

2N6040 DATASHEET PDF

Mamotreto I - Inicio

.

LM148 DATASHEET PDF

Mamotreto I - Inicio

.

Related Articles